EN GRUPO Y MOTORIZADOS EN DISNEY

En esta ocasión nos comparte desde Argentina nuestra amiga viajera Nelida Barbeito una de sus experiencias viajando por el mundo de Disney.

Seguramente ya han leído en éste blog mucho sobre:

Disney, en Disney la experiencia accesible extrema

Scooters, en Qué es un scooter cuándo, dónde y por qué alquilar uno

Hoteles en Disney en Pop Century

Hoy les traigo algo nuevo, disfrutar sin límites y confortablemente de la magia en un grupo heterogéneo de gente. Dos familias una de 7 y otra de 2 personas.

Fuimos según los días y los parques entre 7, 8 y 9 personas.
2 niñas de 6 y 8 años
1 jóven de 21
3 adultos de más de 40
2 adultos de más de 60
1 adulto de más de 70.

en Epcot luego de los fuegos

Cuando estábamos todos juntos mi madre y yo nos hicimos al ritmo del grupo más grande en desplazamiento, descansos y tiempos para comer.

El ‘tiempo’ del grupo grande era regenteado por el ritmo del FAST PASS de Disney… llegar a la atracción en tiempo y forma o morir en el intento.

El FAST PASS existió hace mucho tiempo en Disney. Siempre fue y sigue siendo gratis su uso pero ahora con la nueva ampliación e implementación de novedades de Disney se hizo como una obligación en quienes quieren aprovechar al máximo la experiencia en los parques con poco tiempo de espera en las atracciones.

Los juegos cada vez son más breves, es decir duran menos tiempo, a su vez la afluencia de gente mayor y por ende los tiempos de espera más largos. El FAST PASS es un sistema que permite un flujo más continuo de gente, dando la sensación que se ahorra LA MONEDA MÁS PRECIADA… EL TIEMPO.

Todo el tema del FAST PASS se controla desde cualquier dispositivo conectado a internet mediante la aplicación MY DISNEY EXPERIENCE que permite, dependiendo del tipo de boleto comprado, hospedaje utilizado sacar los fast pass entre 60 y 30 días antes del viaje con día y rango horario. También hacer cambios sobre la marcha.

Es verdad que aún habemos algunos que queremos entrar al parque de ‘diversiones’ y que el placer nos guíe y no un horario tipo entrenamiento de los navy seal.

El caso es que si a un grupo grande te unieres… haz lo que vieres!!! Y así hicimos. El primer parque en el que nos vimos fue en Epcot para ver el espectáculo ‘Iluminación, los reflejos de la tierra’.

Mary Mami y yo castillo

Cómo ya había ido en otras ocasiones sabía que si quería un buen lugar que hay reservado para personas con movilidad reducida debía ir al menos 45 min a 1 hora antes del show, llegué y tomé mi lugar. Era una noche bastante fresca asique me abrigué para estar cerca del agua.

El grupo se separó, seis se quedaron cerca del lago pero a espaldas del show sólo mirando hacia arriba para los fuegos y 3 al lado del lago. Patricia y yo, amigas desde la guardería, 38 años después mirando ese espectáculo y Camila, su hija, mi ahijada, sentada en mi falda arriba del scooter y cubierta con una campera como capita a punto de dormirse por el calorcito, la oscuridad y el trajín del día.

En el otro grupo estaban las tres madres de los tres adultos de más de 40, dos con sus años a cuestas y el cansancio de correr durante el día entero de atracción en atracción caminando entre 12 y 14 km. Y es que Disney tiene esas distancias, por lo cual no sólo hay que estar sano sino que también entrenado! Cada una con su edad, su condición y su aceptación.

Angelina, la madre de Pablo, buen estado, caminante constante pero con una condición cardíaca que no le permitía subir a juegos bruscos.

Mary, la madre de Patricia, con una rodilla que le causa grandes dolores al caminar. Por esa razón, antes de los viajes va al médico se somete a unas inyecciones y luego camina como el conejito de Duracel.

No acepta la más remota posibilidad de una ayuda técnica, sea ésta un scooter, bastón o andador. Pero como para el que no quiere siempre hay, mi amiga llevó el paraguitas (carrito de niño pequeño y portable) de Camila que hacía las veces de perchero de toda la familia, y en el que se depositaban mudas de ropa, camperas, y eventualmente comida y bebida. Mary lo llevaba de un lado al otro de todos los parques.

El mismo tenía la función de ANDADOR, pero LA PERCEPCIÓN de ella era otra, la de ayuda, la de llevar lo que el resto no quería cargar, mientras tanto su rodilla descansaba un poco y TODOS CONTENTOS.

Mi madre, con muy buen estado físico caminaba a buen ritmo al lado del scooter a todas horas del día. Todo va muy bien siempre que no le sobrevenga un broncoespasmo por algún cambio de clima fuerte. Pero al final del día el ritmo y la cantidad de km se sienten porque caminar tanto no es la actividad que desarrolla cotidianamente. Al final del viaje concluyó… la próxima me alquilo un scooter y cuando me canso de caminar salgo sobre ruedas a rutear!

Yamila, la joven sobrina de 21 andaba como una gacela por todo el parque sin sentir cansancio y con una sonrisa a toda hora.

Las niñas CAMINABAN, porque esa era la clave para ir al próximo juego y si no caminaban lo perdían.

Quien escribe iba en scooter y mientras estuve con ellos llevaba a una o a las dos nenas en mi falda, para ellas era un alivio y la madre feliz de llegar a los FAST PASS en tiempo y forma.

3 en la cola de diff 2 b a bug

Siempre es muy interesante apreciar como los niños perciben el uso de las ayudas técnicas… para ellas no era una ayuda sino una salvación.

El scooter tiene varias funciones cómo se lo quiera ver. A mí me permitió disfrutar de las nenas llevándolas a mi lado y divirtiéndonos mientras aprendíamos cómo manejar el vehículo, ayudarlas a que no caminaran tanto o llevarlas a algunas actividades mientras el resto se dirigía a una atracción caminando. Disfrutar de los parques a un ritmo maratónico en un pie de igualdad con el resto del grupo. Tener la cara fresca y feliz desde el inicio hasta el fin del día. Aprovechar el hecho de que tanto Pablo como Patricia me ayudaran a entrar y salir de juegos que a veces son complicados para quien tiene movilidad reducida. Para mí fue todo ganancia. Ellos en algunos juegos disfrutaron de ir por un by pass, un lugar por donde se desvía a la gente que tiene algún problema de movilidad para que suba a los juegos de manera más tranquila y autónoma.

Pablo, único hombre lidiando con 6 mujeres, seguía los designios de su esposa, los del mapa, los del fast pass, acomodaba a las nenas cuando no querían caminar, o las lleva a bailar mientras Patricia iba por un nuevo fast pass o idea de otro plan improvisado en medio de un parque. Buscaba los pocos lugares designados para fumadores. Se ocupaba de que su madre tuviera algo para comer a las horas más o menos pautadas por la normalidad de un día corriente. Por último pero no por eso menos importante manejaba un cuasi ómnibus de ida y vuelta a los parques en los horarios designados por Patricia y su plan detallado de parques. Claro que antes o después de los parque se acudía al shopping a comprar y al supermercado a hacerse de provisiones para los próximos días.

Animal gang2

Otro día estuvimos juntos el día entero en ANIMAL KINGDOM, allí me uní yo sola y fuimos 8, en el CUSTOMER SERVICE hicieron una copia de los fast passes que Patricia había planeado para unirme a mí a ese grupo. La encargada lo hizo de una manera muy sencilla, no saqué el DAS (disability access service) porque la persona con la que hablé comenzó a hacer preguntas raras y estábamos apurados.

En MAGIC KINGDOM desde el mediodía que fuimos con mi mamá y hasta el último instante de los fuegos. También me aunaron los planes de Fast Pass a los de Patricia con los míos lo mejor que pudo porque es un parque MUY GRANDE Y CON GRAN DEMANDA, otra vez sacar el DAS fue dificultoso y otra vez estaba apurada, así que no lo hice. Tener la info de sus FAST PASSES me ayudó a encontrarlos en ese parque monstruoso, ya que brinda un rango horario en el cual el grupo debe estar en tal atracción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.